jueves, 19 de diciembre de 2013

CASOS POLICIALES - EL ASESINO DEL ZODÌACO, parte III






ENTRE EL MITO Y LA LEYENDA URBANA: 
CARTAS CIFRADAS, FALSOS ZODÍACOS 
Y MÁS ASESINATOS (parte III)




El 13 de marzo de 1971, casi cuatro meses después de haber sido publicado -por Paul Avery- el primer artículo sobre Bates el Zodiaco envió una carta al diario Los Angeles Times, en la cual otorgaba el mérito a la policía en lugar de Avery por el descubrimiento de su "actividad en Riverside, pero sólo están encontrando los fáciles, hay una cantidad terriblemente mayor atrás."

La conexión entre Cheri Jo Bates, de Riverside, y el Zodiaco es incierta. El Departamento de Policía de Riverside sostiene que el homicidio de Bates no fue cometido por el Zodiaco, pero conceden autenticidad a algunas cartas que posiblemente son obra suya clamando un crédito falsamente adjudicado.

El 22 de marzo de 1971, una postal fue enviada al Chronicle dirigida a "Paul Averly", presuntamente del Zodíaco aparentemente autoadjudicándose la desaparición de Donna Lass ocurrida en South Lake Tahoe, California el 26 de septiembre de 1970. Confeccionada de un collage de anuncios y de letras de revista representó una escena de un bosque de pinos y el texto "Sierra Club - buscando víctima 12 - La mirada por los pinos - paso áreas de Lake Tahoe - alrededor en la nieve". El símbolo del zodíaco (el círculo cruzado) estaba en el espacio para la dirección del remitente. Lass era una enfermera en el hotel y casino Sahara Tahoe, trabajó hasta las 2:00 am, el 26 de septiembre, habiendo tratado a su último paciente a la 1:40 am y no se le vio abandonar su oficina. 

A la mañana siguiente, su uniforme de trabajo y sus zapatos fueron encontrados en una bolsa de papel en su oficina, inexplicablemente sucios de tierra. Su coche fue hallado en el complejo de apartamentos y el piso donde vivía estaba limpio. Después ese día, tanto su jefe como su arrendador recibieron llamadas telefónicas de un desconocido quien afirmó falsamente que Lass había tenido que dejar la ciudad debido a una emergencia familiar. La policía y los Sheriffs locales inicialmente trataron la desaparición de Lass como un simple caso de investigación de persona desaparecida, sospechando que simplemente se había marchado. Lass nunca fue hallada. Lo que parecía una tumba fue descubierta cerca de Claire Tappan Lodge en Norden California en terrenos de Sierra Club pero al excavarla sólo se encontró, extrañamente, un par de anteojos para sol.


 

En una historia aparecida en el Vallejo Times Herald el 13 de noviembre de 1972, el Sheriff y Detective Bill Barker teorizó que el asesinato de una joven pareja perpetrado en el Condado Santa Bárbara habría sido obra del Zodiaco.

El 4 de junio de 1963 (cinco años y medio antes del primer asesinato conocido, efectuado por el Zodiaco en Lake Herman Roads), el estudiante de preparatoria Robert Domingos y su novia Linda Edwards, fueron tiroteados en una playa cercana a Lompoc California, habiéndose ausentado de la escuela ese día debido a una tradición entre los estudiantes estadounidenses llamada "Senior Ditch Day". La Policía creyó que el agresor intentó atar a las víctimas, pero cuando lograron liberarse para huir, el individuo les disparó en varias ocasiones en la espalda y el pecho con un arma calibre 22. Entonces colocó los cuerpos en una pequeña cabaña e intentó infructuosamente incendiarla.

Algunos creen que los asesinatos de Domingos y Edwards son obra del Zodiaco a partir de las similitudes entre este caso y el ataque del asesino efectuado en Lago Berryessa.

Después de la postal de los "Pinos" el Zodiaco permaneció en silencio aproximadamente tres años, tras los cuales el Chronicle recibió una carta del Zodiaco sellada el 29 de enero de 1974, elogiando al film El Exorcista como "la mejor comedia satírica que había visto". La carta incluía un verso del The Mikado, y un símbolo en el fondo que aún no ha sido explicado por los investigadores.

El Chronicle recibió otra carta sellada el 14 de febrero de 1974, informando al editor que las iniciales para el Ejército Simbiótico de Liberación deletreadas en Nórdico antiguo significaban "mata". Sin embargo, el manuscrito no fue autentificado como del Zodiaco.

Otra carta recibida en el Chronicle, sellada el 8 de mayo de 1974, presentaba una queja de que el film Badlands era una "glorificación del asesinato" y pedía al diario retirar la publicidad de la película, firmando solamente "Un ciudadano". La letra, el tono, y la ironía superficial son similares a las comunicaciones previas de Zodiaco.

El Chronicle recibió una carta anónima sellada el 8 de julio de 1974, quejándose de uno de sus columnistas, Marco Spinelli. La carta fue firmada por "el fantasma rojo". La autoría de Zodiaco es aún debatida. Otros cuatro años pasaron sin comunicación -supuesta o verificada- del Zodiaco. Una misiva del 24 de abril de 1978, inicialmente fue dada por auténtica, pero declarada una farsa por otros tres expertos tres meses después. Sin embargo en años recientes, la carta ha sido considerada por algunos departamentos como auténtica. Se creyó que Toschi, el detective de homicidios del Departamento de Policía de San Francisco, quien ha estado en el caso desde la muerte de Stine, fue el autor de la carta. El autor Armistead Maupin la cree como la carta de un "fan" que él recibió en 1976 y cree que es de Toschi. Mientras que admitió el haber escrito la correspondencia fan, Toschi negó la carta del Zodiaco y quedó libre de cargos. La autenticidad de la carta permanece en cuestión.

Tuvieron que pasar casi tres dècadas para que la noticia acerca del caso volviera a tener repercusiòn en los medios. El 3 de marzo del 2003, se reportó que una tarjeta postal navideña enviada al Chronicle, sellada en 1990 en Eureka California fue descubierta en sus archivos de fotos por el asistente editorial David King. Dentro del sobre junto a la tarjeta postal estaba la copia fotostática de 2 llaves del Servicio Postal de los Estados Unidos en un llavero magnético. El manuscrito en el sobre parece la huella del Zodiaco, pero fue declarada no-auténtica por el analista forense Lloyd Cunningham.

No obstante, no todos los expertos en el tema están de acuerdo con el análisis. No hay dirección del remitente o su "firma" (el círculo cruzado) no está. La postal en sí no tiene más marcas. El Chronicle envió todo el material al Departamento de Policía de Vallejo para análisis posteriores.

Los últimos investigadores del Departamento de Policía de San Francisco fueron los inspectores de homicidios Michael N. Maloney, Kelly Carroll, ellos fueron los primeros en enviar pruebas de ADN del Zodiaco obtenido de las cartas para su análisis, el cual arrojó un perfil genético parcial. Las pruebas de ADN parecen haber excluido a su principal sospechoso, Arthur Leigh Allen, y después a Mike Rodelli, un prominente hombre de negocios quien vivía cerca de la escena del crimen de Paul Stine.

La policía de San Francisco marcó el caso como "inactivo" en abril del 2004, pero debido a la presión fue reabierto durante un tiempo antes de marzo del 2007 y enviaron pruebas de información genética para usar como prueba. A lo cual también, el caso permanece abierto en otras jurisdicciones.

En 2012 salió a la luz pública el libro “The Zodiac Killer Cover-Up: The silenced Bagge” (en español “El asesino del Zodíaco: la verdad silenciada”) donde se expone un nueva hipótesis a cargo del policía retirado Lindon Lafferty, quien sostiene que el criminal aún vive ,y que contaría con 91 años a la fecha de editarse el libro. De acuerdo con este autor, una red de corrupción policial desvió la investigación y fue la causante de que el misterio no se resolviera en tiempo útil.

Aunque muchas personas han sido indicadas como posibles sospechosas de ser el Zodiaco durante muchos años, solamente uno, Arthur Leigh Allen (18 de diciembre de 1933-26 de agosto de 1992) fue investigado seriamente. En julio de 1971 un amigo de Allen denunció sus sospechas sobre él al Departamento de Policía de Manhattan Beach, y la denuncia fue dirigida a la policía de San Francisco. Cuando fue interrogado tiempo después, Allen afirmó que los cuchillos ensangrentados que tenía en su auto el día del doble ataque en Lago Berryesa los había utilizado para matar pollos; y cuando se le cuestionó si había leído el libro "El juego más peligroso", respondió afirmativamente y dijo que lo había impresionado.

Allen fue el único sospechoso en cuyo caso la policía tenía alguna prueba en contra, para ejecutar no sólo una sino tres garantías o autorizaciones para continuar con las indagatorias; el 14 de septiembre de 1972; el 14 de febrero de 1991 y el 28 de agosto de 1992, dos días después de su muerte. Allen negó los cargos, pero había muchas pruebas circunstanciales en su contra.

La policía no encontró evidencia física para probar que Allen era el asesino del Zodiaco, y el Departamento de Policía de Vallejo eligió no presentar cargos contra él, a pesar de que fuese un delincuente sexual, y de las armas y los componentes explosivos hallados en su hogar siguiendo la investigación en 1991. Finalmente la escritura de Allen no se correspondía con la del Zodiaco -sin embargo cabe la posibilidad de que el escrito haya sido efectuado con la mano derecha, pero la policía no hizo acto oportuno en esa posibilidad-, sus huellas dactilares tampoco guardaban semejanza, ninguna prueba concreta que lo vinculara a las matanzas efectuadas por el Zodiaco fue encontrada jamás, y la reciente prueba del ADN obtenido de las cartas no proporcionó dato, sin embargo, ni Vallejo ni la policía de San Francisco hallaron indicios de Allen después de las pruebas.

En los ùltimos años, el nombre Richard Gaikowski resurgiò a la superficie, reavivando el interès acerca del caso. Fìsicamente, su parecido al asesino es notorio, tanto por la forma del rostro en el dibujo como por usar lentes y por el tono de su voz. Además, en una de las cartas codificadas se puede leer claramente la palabra "Gyke", el cual solía ser uno de los diminutivos para Gaikowski. Con màs revuelo mediàtico que seriedad en la investigaciòn, el nombre de Richard Gaikowski cayò en el olvido luego de su fallecimiento en 2002. Sin pruebas consistentes en su contra, su figura solo ha contribuido a acrecentar la leyenda aùn no resuelta de uno de los criminales mas inquietantes de la reciente historia americana.


Clip - Serie "Case Re-opened Crime", Zodíaco:




No hay comentarios:

Publicar un comentario