miércoles, 8 de enero de 2014

DÍAS DE RADIO - RADIO COLONIA (República Oriental del Uruguay, AM 550)







        LA ÚLTIMA RESISTENCIA










Fundada por argentinos en territorio uruguayo, la popularidad de Radio Colonia está fuertemente ligada a los episodios más oscuros de la vida política de nuestro país en los últimos cincuenta años. Sus oyentes la convirtieron en la emisora más confiable cuando los distintos gobiernos autoritarios impusieron la censura o la tergiversación.

A Radio Colonia le tocó informar antes que nadie los sucesos más trascendentes de la historia de la región de los últimos 75 años, lo que la llevó a ser la primera en noticias.

Tuvo en sus micrófonos a infinidad de ilustres figuras que se prohibían en la Argentina, pero que encontraron en Radio Colonia dónde expresarse. Tal es el caso de Luis Elías Sojit, quien fue el primer relator de automovilismo de Colonia, o Américo Barrios, ambos censurados por la llamada Revolución Libertadora de 1955.

Los fundadores de Radio Colonia –hoy fallecidos– fueron Ricardo Bernotti y Raúl Montellano. Ambos eran nacidos en la Argentina pero de familia uruguaya, por lo que habían obtenido la doble nacionalidad. El padre de Bemotti había tenido una emisora en la localidad bonaerense de Quilmes, Radio Bernotti, y más tarde fue dueño de Radio del Pueblo. Cuando en 1933 fundó la emisora uruguaya, junto a Montellano, la llaman 'Radio Popular de Colonia'. En aquellos primeros tiempos, la radio tuvo un perfil sensacionalista.

La popularidad de Radio Colonia en la Argentina nació en la década del cuarenta, luego del golpe militar del general Pedro Ramírez. El nuevo gobierno nombró como ministro de Educación a Martínez Zuviría, a quien se le ocurrió “castellanizar” los tangos, ya que consideraba que el lunfardo era impropio y vulgar. Radio Colonia, por ser extranjera, continuó emitiendo las letras originales, por lo que sobre todo los porteños comenzaron a acostumbrarse a sintonizarla.

La audiencia de Radio Colonia en la Argentina alcanzó records históricos cuando otras fuerzas militares derrocaron a los presidentes civiles Arturo Frondizi y Arturo Illia.






En 1955 la Radio adoptó una línea noticiosa que fue calificada como “gorila” o adicta al régimen que derrocó al gobierno peronista. Cabe recordar que durante la 1era. presidencia de Juan Domingo Perón la mayoría de los medios de comunicación estaba o bien en manos del Estado, o bien en manos de "amigos", y en el país sólo se conocía la versión oficial de los hechos. En ese momento, también muchos argentinos se enteraban de las reales noticias del país a través de Radio Colonia. Además de fútbol, música e informativos, también se emitían algunas audiciones como las de Niní Marshall con su personaje Catita, cuyas grabaciones habían sido compradas a la misma actriz.

A mediados de los años sesenta, Héctor Ricardo García –propietario del matutino Crónica– adquirió Radio Colonia y le confió su dirección al periodista Ariel Delgado, quien había ingresado en la emisora unos años antes, al frente del noticiario de las 13 horas. Por aquellos años, el informativo incorporó noticias políticas del Río de la Plata.

José Ariel Carioni más conocido como Ariel Delgado, fue un reconocido locutor y periodista argentino y sewría una figura clave en la historia y evolución de Radio Colonia, sobre todo en su fundamental papel durante los años de exilio en la dictadura, ejerciendo una brillante y valiente labor.

Nacido en la ciudad de Mercedes y luego de un período de exilio durante la dictadura de Onganía, Delgado re-ingresó a la emisora a finales de 1965, cuando Héctor Ricardo García compró CW1 Radio Colonia. La emisora uruguaya recibió tres clausuras y prohibiciones por incluir avisadores argentinos. Sin embargo, a partir de 1976 cuando se sucedió el Golpe de Estado y las amenazas al periodista fueron de forma directa. Esto provocó que en 1980 se radicara en Roma, y en 1982 en Managua, donde se convierte en asesor y comentarista de la onda internacional de la radio La Voz de Nicaragua.
Mientras tanto, con el paso de los años Radio Colonia se transformó en el único canal de información que tuvo la Argentina en los años duros de la dictadura, cuando la guerra de Malvinas y en cuanta oportunidad de inquietud o rumores alarmistas corrían en Buenos Aires, porque sabían que sólo desde Colonia se les diría la verdad. La importancia de Radio Colonia radica en que quebró la aparentemente infranqueable censura ejercida por los diversos regímenes autoritarios de la Argentina.

"La radio se defendió siempre gracias a la torpeza de los gobiernos argentinos. Antes de que yo llegara, a un gobierno se le había ocurrido castellanizar los tangos y en lugar de 'Percanta que me amuraste' había que decir 'Señorita que me abandonaste'... La radio, lo único que hacía era pasar los viejos tangos de Gardel y con eso lograba la mayor audiencia", contó Delgado en una entrevista con Fabián Magnotta.

"Años después, la radio lograba escapar a la censura de sus colegas argentinas. Por Colonia, los argentinos se enteraban qué estaba haciendo Perón en el exilio o que habían asesinado al periodista Rodolfo Walsh. Por supuesto, recibíamos presiones y hasta éramos interferidos, pero con esas cosas mayor fuerza lográbamos", continuó Delgado.

Como anécdota, recordó que a fines de la década del '50 los informativos debían escribirse y enviarse a seis organismos diferentes para su aprobación. No olvida tampoco la suspensión de la que fue objeto por nombrar al entonces depuesto Gral. Juan Perón. "Resulta que el Presidente Aramburu habló en un discurso sobre el prófugo Perón. Yo, al hacer el resumen del mensaje presidencial, mencionó eso y fui suspendido por nombrar a Perón. El Presidente lo puede nombrar, pero usted no, me explicaron...".




Cuando en 1973 se instaló la dictadura en Uruguay, comenzaron los problemas. A partir de 1976, los gobiernos militares uruguayo y argentino se unieron en el hostigamiento.

En 1979 García vendió la radio a Mario Kaminsky, su actual propietario, dueño también de la empresa discográfica Microfón. A comienzos de 1990, parte de las acciones de Radio Colonia fueron adquiridas por Casa Tía – cuya filial uruguaya se llama Casa Tata – y la empresa de aeronavegación Líneas Aéreas Privadas Argentinas (Lapa).
  
Calificada como la voz de la información en las etapas más oscuras de la Argentina, Radio Colonia trazó desde su creación un permanente puente de unión entre ambos países del Plata, el cual se mantiene hoy inalterable pese al paso de los años, al avance de las comunicaciones y la saturación del espectro radioeléctrico.




La audiencia de Radio Colonia en la Argentina alcanzó records históricos cuando otras fuerzas militares derrocaron a los presidentes civiles Arturo Frondizi y Arturo Illia. A Radio Colonia le tocó informar antes que nadie, los sucesos más trascendentes de la historia de la región de los últimos 75 años, lo que la llevó a ser la primera en noticias. Para ello todos los días practica el culto a la verdad. En todos estos años de verdad tuvo en sus micrófonos a infinidad de ilustres figuras que se prohibían en la Argentina, pero que encontraron en Radio Colonia dónde expresarse.

Con el paso de los años Radio Colonia se transformó en el único canal de información que tuvo Argentina en los años duros de la dictadura, cuando la guerra de Malvinas y en cuanta oportunidad de inquietud o rumores alarmistas corren en Buenos Aires, porque saben que solo desde Colonia se les dirá la única verdad.
Radio Colonia quiebra la aparentemente infranqueable censura ejercida por los diversos regímenes autoritarios de la Argentina y es la voz más escuchada en el Río de la Plata cuando los rumores de inestabilidad se instalan en Argentina, lo que lamentablemente ocurre en no pocas ocasiones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario