jueves, 20 de febrero de 2014

ESCENA TEATRAL - MARTÌN BOSSI PRESENTA "BIG BANG SHOW" (Teatro Astral, 2014)







BOSSI, TALENTO XXL



Luego de los exitosos musicales ‘M, el Impostor’ y ‘El Impostor Apasionado’ con los que convocó a más de 500.000 espectadores, entre Argentina, Chile y Uruguay, MARTIN BOSSI regresa al teatro con un nuevo musical que promete ser tan o más exitoso que los anteriores y que significará un paso adelante en cuanto a calidad de contenidos, guión y producción.

MARTIN BOSSI, acompañado por una Big Band de 15 músicos -en vivo-, una glamorosa puesta en escena, y la participación especial de Manuel Wirzt, presentará un nuevo gran espectáculo humorístico musical en el que se plantea una mirada desde atrás hacia adelante en el tiempo, con el fin de recuperar valores artísticos y culturales hoy ya perdidos o en vías de extinción. Un recorrido por los últimos 50 años de historia de la música, la Televisión, el cine y el teatro en un solo show.

En este nuevo musical, el artista representará a los grandes íconos de la música internacional y nacional de todos los tiempos, pasando por Frank Sinatra, Ray Charles, Elton John, John Lennon, Luis Alberto Spinetta, Miguel Abuelo y Adrián Otero, entre otros. También incluirá un homenaje a los grandes capocómicos argentinos, realizando composiciones, hasta ahora inéditas, de Tato Bores, Pepe Biondi, Carlos Balá y Alberto Olmedo, entre otrosUna profunda reflexión humorística sobre el Teatro, el Cine, la Música, la Comunicación y las Relaciones Humanas en nuestros días.

Bossi despliega su talento en "Big Bang show", un recorrido vertiginoso por temas ligados al amor y a la modernidad, en un espectáculo montado a lo "grande", donde Bossi, un frontman de las tablas, baila, canta e hipnotiza a la platea a un ritmo vigoroso y sostenido durante casi dos horas. El artista, nacido en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora, se adueña del escenario custodiado por una banda de quince músicos, con una escenografía fiel al glamour del music hall como telón de fondo.


El versátil intérprete, quien ya conquistó al público con sus obras anteriores "El impostor" y "El impostor apasionado", denuestra otra vez su don para construir personajes y componer íconos ligados a la historia de la música o del humor nacional, pero siempre dotándolos de su  impronta, sin que -a su vez- pierdan identidad.


El guión escrito por Emilio Tamer, director general de la pieza, conduce a los espectadores en un viaje -por momentos alucinado y en otras oportunidades melancólico- hacia la música del mundo y de otras épocas.
Así el actor presta su cuerpo a la ceguera de Ray Charles, la pasión de Fredy Mercury, el charme de Frank Sinatra y seduce bailando desde su interpretación de Michael Jackson.

Durante su monólogo de stand-up, el artista toca las mas íntimas fibras sensitivas del público, haciendo un respaso indispensable por el imaginario colectivo de los últimos treinta años: El amor en los tiempos de la web, un repaso por aquellas claves de cortesía y galanteo que signaron otros días -no tan lejanos- conforman los ítems centrales de los monólogos que no temen hurgar en los báules de la nostalgia.
Bossi subraya la suave potencia de esas palabras cuando decide abandonar el vértigo y revelar aristas interpretativas que capturan desde la vulnerabilidad y los breves detalles gestuales.

El despliegue de las coristas, dotadas de voces cuidadas y movimientos precisos, intensifica la performance de este hombre quien, más allá de sus mil caras, lleva a cuestas el denominador común de la sensibilidad y la pasión.
La segunda parte del show conforma un acertado y potente homenaje a los capocómicos nacionales, donde sorprenden los recursos físicos para "calcar" la gestualidad ingenua del eterno Pepe Biondi, e imprimir agudeza y ternura a la máscara de Tato Bores.

La emoción pega fuerte cuando Alberto Olmedo copa el escenario, lo domina, juega con el público y la corporalidad de Martín Bossi -prueba de su multifacético talento- se funde con la del genial Negro para devenir uno, generando interminables aplausos.
Tanto despliegue físico y emocional necesita recesos, durante los cuales Manuel wirtz -director musical- intenta pasos de comedia que pierden fuerza en la intesidad total de la propuesta. Por el contrario, resulta exquisita la composición que Jorge "Carna" Crivelli hace de Javier Portales, sorprendiendo a la platea y estableciendo una profunda conexión con el protagonista del espectáculo.

Cuando la función termina, Bossi ya dejó el alma sobre las tablas y, como sucedía con aquellos maestros del humor nacional que tanto ama, se transformó y caminó sobre los límites del desborde para seducir a la gente.
Y, como buen mago de la sonrisa que es, logra sellar un pacto de lealtad con la platea, donde ninguna de las partes está dispuesta a descubrir los trucos, sólo disfrutar y emocionarse.



Clip - escenas de "Big Bang Show: 



Clip - ensayos de "Big Bang Show:

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario