miércoles, 9 de abril de 2014

MUNDO ENIGMA - LA EXTRAÑA MUERTE DE WALT DISNEY








¿LA VERDAD CONGELADA?



Leyendas urbanas abundan sobre todo cuando somos niños. A lo largo del último medio siglo, una de las leyendas urbanas más famosas era que el Sr. Walt Disney decidió congelar su cuerpo con el objetivo de mantenerse crionizado hasta que se descubriera una cura contra su enfermedad.

Walt Disney dejó de trabajar en el desarrollo de Disneyworld en 1966, cuando se le diagnosticó un cáncer en su pulmón, tras toda una vida de fumador empedernido. Falleció el 15 de diciembre de 1966 a los 65 años. Fue incinerado el 17 de diciembre en el Forest Lawn Cemetery de Glendale, California. Su hermano Roy llevó adelante el proyecto del parque de atracciones de Florida, insistiendo en que se llamase Walt Disney World en honor a su hermano.

Poco después de su muerte -por primera vez en 1969 aparece reflejado en una revista- surgió el rumor de que el cuerpo de Disney había sido crionizado hasta el momento en que los avances científicos pudieran devolverlo a la vida. Se trata una leyenda completamente falsa, ya que hay constancia tanto de la muerte de Disney como de su posterior incineración. Sin embargo, no está claro el origen del rumor. Curiosamente, en sus biografías oficiales se menciona el interés de Disney por la criónica en los últimos años de su vida, aunque no aportan fuentes concretas.

Es imposible saber con certeza si este interés existió, en cuyo caso pudo haber sido lo que originó la leyenda. Por otro lado, el hecho de que la incineración se llevase a cabo en un ámbito estrictamente privado pudo alimentar las especulaciones. Debe tenerse en cuenta también que Disney era conocido, sobre todo en sus últimos años, por su interés por las innovaciones tecnológicas. También en aquella época la ciencia ficción estaba tomando cuerpo e insertar la teoría de la crionización era cosa normal en la cinematografía de este género. 

La historia cuenta que Walter Elias Disney nació en Chicago (Illinois) el 5 de diciembre de 1901. Fue el más conocido animador, además de productor, director y guionista. The Walt Disney Company es una de las empresas más conocidas del planeta, fundada por él y su hermano Roy. En 1966, a los 65 años, Walt arrastraba una vieja dolencia en la columna vertebral que se le había producido mientras disputaba un partido de polo y por eso los médicos supusieron que los fuertes dolores que padecía en el cuello y la espalda eran consecuencias de ese antiguo mal. Internado en el hospital Saint Joseph, ubicado justo frente a sus estudios de Burbank, California, le fue detectado un tumor canceroso en el pulmón izquierdo. Pocos días después de ser operado fue dado de alta y regresó a su casa de Palm Spring.

El 30 de noviembre volvió a ser hospitalizado, pero la familia negó que su mal se hubiese agravado: sólo se informó que estaba siendo sometido a un chequeo general. El 5 de diciembre, día de su cumpleaños, apareció en los noticieros dibujando en la cama los nuevos escenarios para la película “El libro de la selva” que, en ese entonces, se estaba filmando. El 15 de ese mismo mes la noticia de su muerte sorprendió a todo el mundo.

No hubo velorio ni ceremonia fúnebre alguna y nunca se supo qué había pasado con su cuerpo. Se dijo que había sido cremado en la mayor intimidad y sus cenizas depositadas en una urna, pero nadie vio nunca una fotografía de ese momento (cosa bastante rara en un personaje de la fama de Disney) ni tampoco se supo qué destino final tuvieron sus cenizas. Creció, así, la leyenda de su congelamiento y de su posible vuelta a la vida. 

Este rumor consiste en que Walt Disney era un hijo adoptado por la familia Disney. De ser cierto este rumor, quedaría por saber el origen real de Walt. Hoy en día, sólo hay una línea de investigación que pretende averiguar si es cierto el hecho de que era adoptado. Esta línea consiste en que nació en Mojácar, Almería (Andalucía). La suposición dice que Isabel Zamora quedó embarazada en 1901 del señor de la casa donde servía de lavandera, el médico Ginés Carrillo. Las presiones de la época podían haber hecho que la joven emigrara de su pueblo y del país para dar a parar a las calles de Chicago. Ante las dificultades de poder mantener al niño, llamado José Guirao Zamora, decidió darlo en adopción donde la pareja de Flora y Elias Disney se hizo cargo de él.

Acerca del nombre de Guirao no existe certeza sobre de dónde se sacó, aunque se supone, de ser cierta esta teoría, que sería el apellido de algún conocido de la madre para poder ser bautizado. Para intentar confirmar esta teoría, los que la defienden dicen que hay pruebas de que hubo tres enviados de Disney que llegaron a Mojácar en 1940 para investigar sus orígenes. Al parecer, estos hombres visitaron los archivos de la iglesia y dijeron trabajar para la Walt Disney Company. Al parecer, al descubrir el origen supuestamente real de Disney, trataron de ocultarlo por ser tan “polémico”.
Los familiares de Ginés Carrillo vivos, están dispuestos a someterse a las pruebas de ADN, más que para intentar emparentarse con Disney, para “salvar el honor” de su antepasado, ya que es acusado de dejar embarazada a una joven en una relación adúltera y desentenderse del hijo de ambos.

  Numerosas leyendas urbanas corren acerca de la vida que llevó Walt Disney. Se dice que pudo colaborar con el régimen Nazi y que no permitía que en su empresa trabajasen judíos. Se cree que existen documentos que implican a Disney en tramas de espionaje del FBI a los sindicatos en los años cuarenta, en plena guerra.   En 1947 colaboró con el macartismo activamente, denunciando a antiguos empleados suyos acusándoles de comunistas.

  A pesar de que se ha demostrado como falso, tanto por la familia, amigos e investigadores, sigue habiendo mucha gente que cree que el cuerpo del difunto Walt Disney está congelado y criogenizado hasta que se encuentre un método que le permita vivir más años. Disney murió de un cáncer de pulmón y, según esta teoría, se espera a que la medicina avance para poder curarle.   Se cree que esta leyenda urbana fue macabramente difundida por Roy Disney, junto a algún colaborador suyo poco después de su muerte.   Lo cierto es que existe una tumba donde yacen los restos incinerados del cadáver de Disney en un cementerio de Glendale (California). 

Un denso misterio rodea al creador del Ratón Mickey y el pato Donald, enfermo de un mal incurable se dice que su cuerpo aun yace congelado en un lugar secreto de California en una cámara Criónica especial que lo conserva en estado de “Vida Latente”. Si esto fuera técnicamente cierto y posible el podría volver a la vida cuando la ciencia logre derrotar la temible enfermedad que lo impulso a soñar ese difuso sueño. Esta quizá sea la Leyenda Urbana más Mítica de los Últimos tiempos, ciertamente que la Criónica ha esperanzado a muchos a tratar de ver esta posibilidad técnica de “Vencer a la Muerte” mediante el uso de la tecnología. Esperando a que la ciencia avance y cure los males Incurables de la época.

Claro que a modo de acotación hay que hacer hincapié que estamos hablando de mediados de la década del '60, donde el desarrollo en la posibilidad de los viajes espaciales se encontraba en boga; recordemos aquella mítica escena en 2001 odisea del Espacio, cuando los astronautas  llevan a los científicos en las cámaras de hibernación controladas por la Computadora H.A.L.L. 9000, una Idea muy en boga en esa época, de hacer que los Seres Humanos “Hibernen” con Vida, para ser despertados en un momento futuro. Lo cual posibilitaría realizar grandes viajes espaciales, o simplemente hacer hibernar a alguien del pasado para despertarlo y curarlo en el futuro. 

Es una de las leyendas urbanas más extendidas del planeta pero la realidad es completamente distinta. Entonces, ¿qué alimentó la leyenda urbana de que Walt fue criogenizado? Tras su muerte la familia realizó un funeral muy íntimo, de modo que apenas unas pocas personas pudieron ver el cadáver de Walt Disney. Además, la familia Disney ya se había interesado por procesos de criogenización biológica, una industria incipiente y con grandes perspectivas de negocio por delante en aquella época. 


Por último, el hecho de que la familia pidiera que no se enviaran flores al cementerio sino que se realizaran donaciones para el Instituto de las Artes de California que el propio difunto había fundado fueron el punto de partida de este mito. De hecho una de las fotos más populares de aquellos que visitan el cementerio angelino es junto al panteón de los Disney, donde aparece el nombre de Walter Elias Disney junto con Lillian Bounds Disney y Robert B. Brown.  







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada