jueves, 3 de abril de 2014

VIDA & OBRA - EZRA POUND (1885-1972)










Ezra Weston Pound nació el 30 de octubre de 1885 en Hailey, Idaho (Estados Unidos), hijo de Homer e Isobel Pound, con quienes se trasladó a Wyncote, Philadelphia, localidad en la que su padre trabajaba para la Fábrica de Moneda estadounidense. En 1908 dejó los Estados Unidos para viajar por Europa, instalándose en Londres, capital británica en la que vivió hasta 1920 y en donde fundó la corriente literaria del imaginismo que abandonó posteriormente por el vorticismo, tendencia mostrada en la revista "Blast".

Tras graduarse en la Universidad de Pensilvania en lenguas románicas, se instaló en Londres en 1908; ese mismo año apareció A lume spento, con el que comenzó un período de intensa producción, como demuestra la publicación de Personae (1909), Provença (1910), Canzoni (1911), Sonetos y baladas de Guido Cavalcanti (1912), Cathay (1915), Lustra (1916) y Hugh Selwyn Mauberley (1920).

En 1925 se editaron en París, adonde se había trasladado pocos años antes, los dieciséis primeros Cantos, su obra más ambiciosa, que luego amplió y reeditó a lo largo de toda su vida, y entre los que se cuentan los Cantos pisanos (1949) y los Cantares (1956). En ellos incluye versos en diversas lenguas, y adapta y retoma materiales procedentes de otros autores y de varias tradiciones, incluso de China.

En el transcurso de laII Guerra Mundial difundió propaganda fascista por la radio desde Roma a los Estados Unidos. Fue seguidor de Benito Mussolini y antisemita. Capturado en el año 1945 es declarado psicológicamente incapacitado para asistir a un juicio por traición, siendo confinado en un sanatorio mental en Washington. Es liberado en 1958 y regresó a Italia. Ezra Pound falleció el 1 de noviembre de 1972 en Venecia (Italia).

La poesía de Pound cita y hace referencias a Homero, Confucio y Dante; aborda las mitologías y teorías económicas, así como muchos hechos históricos, e incluye palabras en griego y latín e ideogramas chinos, en un descomunal intento de construir una visión caleidoscópica de la historia y la cultura.


Sus escritos ensayísticos, agrupados en El ABC de la lectura y en Cómo leer, entre otros, son elegantes y contundentes, crudos y ásperos, sutiles y dialécticos, pero nunca interrogativos. Abogó con ímpetu de propagandista por una poesía «pegada al hueso», es decir, libre de adornos, a los que llamaba «fiorituras», en un símil con la música. Estableció un itinerario de lecturas para quien quisiera comprender la poesía, a la que consideraba un arte en progreso. La lista de sus preferencias excluye notoriamente a Shakespeare, al barroco español y al romanticismo. Esta arbitrariedad tiene que ver, sin embargo, con su concepción acerca de cuál era el objetivo hacia el que la poesía marchaba a través de los siglos. Su idea de la fioritura parece incluir que esa forma corresponde a la efusión sentimental desmedida, a la que también rechazaba.

Influencia.

Debido a sus opiniones políticas, Pound fue muy criticado en la segunda mitad del siglo XX. Sin embargo, fue central el papel que desempeñó en la revolución poética de su tiempo: fue uno de los primeros poetas en emplear con éxito el verso libre en composiciones extensas. The Cantos sirvió como piedra de toque para Allen Ginsberg y el resto de la Generación Beat.


Hay críticos que consideran que casi cualquier poeta experimental en lengua inglesa de comienzos de siglo está en deuda con Ezra Pound. Como crítico, redactor o promotor ayudó a Yeats, Eliot, Joyce, Wyndham Lewis, Robert Frost, William Carlos Williams, H.D., Marianne Moore, Ernest Hemingway, D. H. Lawrence, Louis Zukofsky, Basil Bunting, George Oppen, Charles Olson, entre otros.

Como traductor, aunque su conocimiento de las lenguas es discutible, Pound hizo mucho para llevar la poesía provenzal y china al público de habla inglesa. También tradujo, defendió y consiguió que se mantuvieran vivas (al menos para los poetas) las obras clásicas griegas, latinas y anglosajonas.

En España es muy perceptible su huella en no pocos novísimos y en buena parte de los poetas posteriores a ellos. En su periodo inglés coincidió con importantes escritores como James Joyce, T. S. Eliot o D. H. Lawrence. En Europa ejerció el periodismo, siendo corresponsal de publicaciones como "The Little Review" o "Poetry". En 1914 contrajo matrimonio con la artista Dorothy Shakespeare, matrimonio que no frenó sus anhelos amorosos por la violinista Olga Rudge, con la que tuvo un hijo.

Tras una temporada en París, ciudad en la que entabló amistad con Ernest Hemingway, Ezra residió a partir de 1924 en la localidad de Rapallo (Italia), en donde simpatizó con los postulados fascistas, apoyando las ansias de expansión de Hitler y Mussolini en la Segunda Guerra Mundial, con quienes compartía una especial aversión por los judíos.

Cuando concluyó el conflicto bélico, Pound fue juzgado por traición e internado durante doce años en un manicomio de Washington tras serle diagnosticada demencia. Su obra poética, con títulos como "Personae" (1909) y "Cantos" (1925) (conocido también como "Cantares"), se caracteriza desde una óptica renovadora por la comunión entre tendencias vanguardistas y su querencia por la cultura clásica y el denominado "dolce stil nuovo".                

Su trayectoria literaria también incluye diversos e influyentes trabajos críticos y labores de traducción, entre ellas del filósofo chino Confucio. Enemigo del romanticismo y del discurso lógico, su obra resulta extremadamente compleja y difícil. Influyó, entre otros, sobre T. S. Eliot, su principal discípulo, y James Joyce, además de dirigir y aconsejar en sus primeros pasos literarios en París a su amigo Ernest Hemingway.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada