jueves, 3 de abril de 2014

VIDA & OBRA - GUY DE MAUPASSANT (1850-1893)











Guy de Maupassant nació en el castillo de Château de Miromesnil el 5 de agosto de 1850 en el seno de una familia noble. A los 12 años, queda bajo la tutela de su madre ante la ruptura del matrimonio de sus padres. Su hermano, Hervé, un hombre inestable en todo sentido, fue velado casi toda la vida por Guy, hasta que es internado en un sanatorio mental, donde finalmente fallece. Guy además se hace cargo de su cuñada y su sobrino.

Además de la ruptura de sus padres, la juventud de Maupassant fue marcada con dos hechos que prolongó posteriormente en sus escritos, el primero se refiere a su fugaz amistad con el poeta inglés Algernon Swinburne, personaje oscuro y morboso, de quien hereda el recuerdo material de una mano humana disecada. El segundo, es su larga estadía en el instituto eclesiástico de Iveto, donde el encierro y la estricta disciplina lo sumergen en graves estados depresivos.

Estudió en el instituto eclesiástico de Ivetot y en el Liceo de Rouen, en donde comenzó a escribir sus primeros textos antes de trasladarse a París para estudiar Derecho, carrera que abandonó para incorporarse al ejército francés y combatir en la guerra franco-prusiana. A la vuelta del conflicto fue influenciado por Émile Zola y Gustave Flaubert, que era el ahijado del abuelo materno de Maupassant, y decidió convertirse en literato, enmarcando en este inicio su obra dentro del naturalismo. A la par que principiaba su faceta como escritor con el seudónimo de Guy de Valmont, trabajó como funcionario en los Ministerios de Marina en primera instancia y posteriormente en el de Instrucción Pública, en donde sirvió entre 1872 y 1880.

Trabajos maquinales, rutina, aburrimiento mortal, mezquindades. Para huir del tedio y para satisfacer una sexualidad particular, cuyo signo es la avidez inagotable, Maupassant, gran amigo del agua, de la navegación a vela, del remo, se relaciona con el mundo de las orillas del Sena, principalmente con sus mujeres. Asiste y participa activamente de las rústicas orgías, organiza una sociedad secreta, la de los «Crépitiens», donde se encuentra a sus anchas, practican el humor brutal, las competencias fálicas, los excesos sexuales y el sacrilegio. Su frecuentación del mundo de las mujeres del Sena le proporcionará material para su escritura, todo lo que vive, lo que le cuentan, lo que observa, lo guardará en su prodigiosa memoria.

Renunció a sus puestos burocráticos cuando comenzó a destacar como escritor con el cuento "Bola De Sebo" (1880), al que siguieron libros importantes como "Una Vida" (1883), "Bel-Ami" (1885), "Los Dos Hermanos" (1888), "La Mano Izquierda" (1889) o "Nuestro Corazón" (1890). Sus obras están escritas en un estilo sencillo, en dónde se transmite con realismo lo sórdido y cruel de la esencia humana. Esto se refleja tanto en sus relatos, así como también en sus tres colecciones de recuerdos de viajes, y en sus seis novelas, entre ellas se pueden citar: "Una vida" de 1883; "Bel Amí" de 1885; "Los dos hermanos" de 1888; "La mano izquierda" de 1889 y "Nuestro corazón" de 1890.

En el final de su carrera, una buena cantidad de cuentos está inspirada por la idea fija del suicidio, la obsesión de lo invisible, la angustia. Ya había cumplido con negar a la Providencia y considerar a Dios como "ignorante de todo lo que hace". También había cumplido con describir una ruta de pesimismo, diciendo que el Universo es un desencadenamiento de fuerzas ciegas y desconocidas, y que "el hombre es una bestia escasamente superior a las demás"-El pesimista Maupassant acentúo para sus últimos años la hostilidad hacia los demás y terminó consumido en una soledad que solamente lo nutrió de fantasías como "El miedo". Este y otros cuentos escritos en lo últimos años de su vida, los tomaron los psiquiatras como fieles testimonios de su progresiva locura. Cuentos de terror y angustia como El miedo ,demostraron no sólo a los psiquiatras que Maupassantt era todo un maestro del cuentos fantástico, haciendo recordar la grandeza de Edgar Allan Poe.

Aburrido del tedio diario, se dedica a viajar, escribe mientras afronta enfermedades imaginarias que corren parejas con sus enfermedades reales, como las terribles jaquecas, y se habitúa al uso del éter, del opio y del haschich. Su hipocondría aumenta y las señales de un desequilibrio que jamás afectó su memoria ni su obra, se repiten. En diciembre de 1891, precipitando su muerte, redacta su testamento. La locura lo atormenta, lo sexual persiste bajo formas solitarias, ingenuas o amenazadoras. Sufrió síntomas de demencia y a consecuencia de una sífilis el 1 de enero de 1892 intentó por tres veces abrirse la garganta con un cortaplumas, fue internado el 7 de enero en la clínica del doctor Blanche en París, donde muere el 6 de julio del año siguiente


Obras:

Novelas


    Une vie - (Una vida) (1883)

    Bel Ami (1885)

    Mont-Oriol (1887)

    Pierre et Jean - (Pedro y Juan) (1888)

    Fort comme la mort - (Fuerte como la muerte) (1889)

    Notre cœur - (Nuestro corazón) (1890)


 Poesía


    Des Vers – (Gusanos) (1880)

    Soleil de Roses - (Sol de Rosas)


Cuentos cortos


    Junto a un muerto (1890)

    El padre de Simón (1879)

    Bola de sebo (1880)

    La casa Tellier (1881)

    Magnetismo (1882)

    Pierrot

    La señorita Fifí

    A las aguas (1883)

    Claro de luna (1883)

    Una vendetta (1883)

    El collar (1884)

    Abandonado (1884)

    La dote (1884)

    Miss Harriet (1884)

    ¡Mozo, un bock! (1884)

    Cuentos del día y de la noche (1885)

    El buque abandonado (1886)

    El ermitaño (1886)

    Toine (1886)

    La pequeña Roque (1886)

    El Horla (1887)

    El junco de Madame Husson (1888)

    La mano izquierda (1889)

    La belleza inútil (1890)

    Musotte (1890)

    La cabellera

    El barrilito

    Las joyas

    ¿Fue un sueño?

    El borracho

    Lo horrible

    La muerta

    La mano disecada

    El idilio

    La cama 29

    El miedo



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada