lunes, 5 de mayo de 2014

ESCENA TEATRAL - EL RESISTIBLE ASCENSO DE ARTURO UI (National Actors Theatre de Broadway, 2002 ) de Bertolt Brecht






EL GERMEN NAZI Y LA INEVITABLE CADENA DE PODER




El resistible ascenso de Arturo Ui (Der aufhaltsame Aufstieg des Arturo Ui) es una obra del dramaturgo alemán Bertolt Brecht, escrita originalmente en 1941. Relata el ascenso al poder de Arturo Ui, un mafioso ficticio de Chicago de la década del 30', y sus intentos de controlar el negocio de la protección mediante la extorsión de la venta de coliflor, a través de la eliminación despiadada de toda oposición.

Fue escrita por Brecht en colaboración con Margarette Steffin en solo tres semanas en 1941 mientras aguardaba exiliado en Helsinki la visa para entrar en los Estados Unidos. La obra no fue puesta en escena hasta finales de 1958, y su versión inglesa, recién en 1961. No obstante Brecht nunca planificó una versión alemana de la obra, siento escrita específicamente para los escenarios estadounidenses.

La obra es una explícita alegoría satírica del ascenso al poder de Adolf Hitler en la Alemania Nazi, el cual Bretch representa en paralelo al ascenso de Ui. Todos los personajes y grupos de la obra, tienen contrapartes directos en la historia de esa época, con Ui representando a Hitler, su mano derecha Ernesto Roma representando a Ernst Röhm, Emanuele Giri representando a Hermann Göring, el trust del coliflor representando a los terratenientes prusianos, el destino de la ciudad de Cicero paralelizando la anexión de Austria, y así sucesivamente. Asimismo, cada suceso en la obra está basado en un hecho real, como por ejemplo el incendio en el almacén representando el incendio del Reichstag o el escándalo del préstamo para el muelle satirizando el Osthilfeskandal, escándalo relacionado con la malversación de fondos entregados por el gobierno alemán para ayudar económicamente a estados de Prusia Oriental.

En el sentido dramático, la obra se mantiene dentro del estilo de teatro épico del autor. Abre con un prólogo escrito en forma de discurso dirigido a la audiencia, resaltando los personajes más importantes y explicando las lineas principales de los acontecimientos a presenciar, permitiendo de esta forma al público concentrarse en el mensaje y no en el suspenso de lo que pueda pasar a continuación. Asimismo, en sus instrucciones para la puesta en escena, el autor especifica ciertas características técnicas que debería tener la obra, como la inclusión de avisos o proyecciones luego de ciertas escenas, que presenten a la audiencia información relevante a fin del clarificar los paralelismos con el propio ascenso al poder de Hitler.

La obra frecuentemente hace referencias a obras de Shakespeare y otros escritores para profundizar su mensaje didáctico. Para resaltar la maldad del ascenso al poder de Ui, tanto en la introducción como en la escena 14, tiene puntos de contacto con la obra Ricardo III de Shakespeare, en la cual el personaje es visitado por los fantasmas de sus víctimas, tal como le sucede a Ricardo.
Un psicópata capaz de caer en fuertes depresiones pero no por eso abandonar el deseo de control, poder y sometimiento. La puesta de McBurney se asemeja a los últimos registros que en cine y teatro se han practicado sobre la figura de Hitler, inspiradora del texto de Bertolt Brecht. Resistible o no , la obra demuestra que la caída de individuos afectos al poder y el daño es remota en sociedades que premian el chantaje, la connivencia y el disimulo. 
 
El papel de Arturo Ui ha sido interpretado por un buen número de importantes actores como Leonard Rossiter, Antony Sher, Nicol Williamson, James Purefoy, Griff Rhys Jones, David Tennant, Peter Falk y Simon Callow. En esta ocasión, Simon McBurney -actor, autor y director británico- que ha obtenido reputación internacional gracias a sus animados espectáculos polifónicos, es el responsable de esta puesta en Broadway, dirigiendo a Al Pacino en la última versión de "El resistible ascenso  de Arturo Ui".



Si bien hoy el contexto social y político es diferente de aquel otro que impulsó a Brecht en 1941 a escribir con urgencia esta parábola “sobre el triunfo de la escoria humana”, sugiere esta nueva puesta de Broadway reflexionar sobre la posibilidad de relacionar también en estos tiempos y de modo dialéctico los datos de la realidad con la propia forma de crear nuestra propia historia. Como propuso Brecht al desmitificar la escena, y con ello tomar conciencia, desde el arte, de la sociedad en que se vive, aun cuando en ese empeño haya que asumir el papel del derrotado.

En la piel del inmenso Al Pacino, su dominio de la escena y su interpretación cameleónica se conjugan para dar vida a este aversivo personaje que aún genera inquietud y las coordenadas históricas, sociales y políticas de nuestros tiempos le guardan relevancia: ¿Será, como se proclama, “aún fecundo el vientre que engendró lo inmundo”? ¿Dominará quien sepa mostrarse ante los más humildes como su señor? ¿Quién es hoy el dueño del pensamiento y de la vida de los otros? ¿Dónde prosperan los personajes como Ui? ¿Qué responde una sociedad al que dice que un trabajador en huelga es un sujeto peligroso, como afirma este Arturo en su discurso? ¿Cómo frenar el ascenso social y político de personajes como Arturo Ui?.


No hay comentarios:

Publicar un comentario