viernes, 27 de junio de 2014

ARTE VISUAL - FILÓSOFO EN MEDITACIÓN (1631) de Rembrant






Un filósofo medita cerca de una ventana. Detrás de el sube una escalera de caracol de la cual no se ve el final. Esta simboliza la elevación del pensamiento. Dos fuentes de luz vienen a aclarar ligeramente esta escena tan sobría: la de la ventana y la del fuego. En busca de la verdad, lejos del infierno exterior, él, un anciano iluminado por la luz del alba, medita. Seguramente ha estado rastreando filosóficamente las consecuencias del comportamiento existencial.

“Filósofo en meditación”, de 1631 (hecho en óleo sobre tabla, 29 x 33 cm), donde la composición, estructurada en violentos y abstractos contrastes de luz y sombra,  deja ver una escalera central que intenta conectar cielo y tierra, el filósofo junto a la luz de la ventana, parecen indagar sobre el lugar del hombre en el cosmos. Esta pintura explica, en parte, el pensamiento de este artista culto y reflexivo que, según se cuenta, frecuentó al filósofo Spinoza. Si bien son numerosas sus pinturas inspiradas en temas bíblicos, su figuración es más humanista y el hecho de ser Holanda un país adherido al protestantismo religioso, lo alejó del condicionamiento estético eclesiástico. 

Obra representante del acetismo, aquella doctrina filosófica y religiosa que busca purificar el espíritu por medio de la negación de los placeres materiales o abstinencia; al conjunto de procedimientos y conductas de doctrina moral que se basa en la oposición sistemática al cumplimiento de necesidades de diversa índole que dependerá, en mayor o menor medida, del grado y orientación de que se trate. En muchas tradiciones religiosas, la ascética es un modo de acceso místico. La mayoría de los sistemas ascéticos desdeñan las necesidades fisiológicas del individuo por considerarlas de orden inferior. En Occidente, las primeras doctrinas ascéticas surgieron en la antigua Grecia. Sin embargo, este tipo de prácticas ya eran milenarias en Oriente. El ascetismo alcanzó su mayor difusión al incorporarse a sistemas religiosos como el budismo, el cristianismo y el islam. un modo de acceso místico. 

También vale mencionar a Salomon de Koninck (1609-1656), un pintor y grabador holandés. Nacido en Ámsterdam, fue alumno de Pieter Lastman, David Colijns, François Venants y Claes Corneliszoon Moeyaert y contemporáneo de Rembrandt. Su "Filósofo con libro abierto" fue atribuido durante mucho tiempo a Rembrandt y a influencias eremitas, expuesto junto con el "Filósofo meditando" de éste, en el Louvre.

Rembrandt es el intérprete de ese mundo que empieza a estar alejado de la racionalidad y la estética renacentista; un mundo que confirma el vértigo de la teoría copernicana y la descentralización del hombre y sus anteriores verdades absolutas. Siempre estuvo preocupado por encontrar nuevas soluciones plásticas para captar la realidad interior de sus personajes y de sus paisajes y ambientaciones. 

El artista holandés  es considerado uno de los más grandes pintores en la historia del arte europeo, y el más importante en la historia de Holanda. Rembrandt fue además un grabador experto, y publicó muchos dibujos. Sus contribuciones al arte tuvieron lugar en un período que los historiadores llaman la Edad de Oro holandesa, que corresponde aproximadamente al siglo XVII.



No hay comentarios:

Publicar un comentario