martes, 25 de noviembre de 2014

HISTORIA SECRETA - LA PLATA, CIUDAD MASÓN // Parte II





(*) 

En este apartado enfocaremos lo que comúnmente se entiende por “estudio masónico”, es decir, el rol político, económico, social, etc., que puede haberle cabido a la masonería, o mejor cierta clase de masonería, en determinadas circunstancias históricas de América o Argentina.

En efecto, diversas tradiciones orales propias de la ciudad de La Plata(Argentina), muchas veces transmitidas familiarmente, refieren con persistente frecuencia la relevante actividad masónica que preludio y acompaño la fundación y el posterior desarrollo de esta urbe. Desde el punto de vista de la investigación histórica, las trazas de dicha actividad constructiva debe rastrearse en distintos niveles: en la situación político-institucional que atravesaba la Republica argentina en la segunda mitad del siglo XIX; en la personalidad de su fundador el Dr. Dardo rocha, y en sus colaboradores; en los primeros funcionarios públicos que dirigieron los destinos de la joven capital; en fin, en la misma ciudad, en sus edificios y en sus planos…

En vista de lo anteriormente expuesto, hemos ordenado ciertos datos historiográficos, sin pretender  agotarlos, con la intención que sirvan de base y punto de partida a posteriores investigaciones más exhaustivas:

    -Hasta el año 1880 la ciudad de Buenos Aires, actual capital federal de la Republica, era la capital de la provincia homónima,  La carencia de una Capital Federal ocasionaba graves conflictos políticos internos.

    -Esta situación, que hacía peligrar la integridad nacional, llevo al entonces presidente Nicolás Avellaneda a proyectar una Ley de Federalización de la ciudad de buenos aires.
    -El Congreso Nacional la voto favorablemente el 20 de setiembre de 1880 siendo promulgada al día siguiente con el numero 1029.
    -El día 26 del mismo mes la Legislatura de la provincia de buenos airees cedió la ciudad federalizada como prenda de unión nacional.}

   -El 1° de mayo de 1881 asume la gobernación de la naturalmente acéfala provincia de Buenos Aires el Dr. Dardo Rocha quien decide la fundación de una nueva ciudad, que pasaría a ser la nueva capital de la provincia, en tierras cercanas a la ensenada de Barragán, a 60 Km. De Buenos aires, en la zona de desembarco de las tropas enemigas durante las invasiones Inglesas, 73 años antes.

La fundación de la ciudad de la Plata surge así como prenda de paz entre la Provincia de buenos Aires y el Gobierno Nacional sellando definitivamente, de esa forma, la Unidad Nacional. La claridad intelectual y la decisión política de don Dardo Rocha, al ordenar la fundación de la ciudad de la Plata, sentaron las bases definitivas de la unidad del estado Argentino. El fundador y alma mater de la nueva ciudad había sido iniciado masón por su padre el Coronel Juan José Rocha, en el año 1858 cuando tenía solo veinte años y era estudiante de derecho.  En aquellos tiempos, su padre era el Venerable Maestro de logia Constancia n°7.

El principal colaborador de Dardo Rocha era el arquitecto e ingeniero Pedro Benoit, iniciado Mason el 26 de octubre de 1858 en la logia Consuelo del infortunio n° 3.  Benoit asumió la responsabilidad del emplazamiento de la nueva ciudad, trazo los planos originales inscribiendo en ellos, de forma indeleble, los antiguos símbolos de la masonería y proyecto  sus edificios y paseos mas importantes, Fue, además, uno de los fundadores y el principal animador de la logia La Plata n° 80 de esa ciudad.  Como dato curioso y enigmático se debe señalar que el padre de Benoit también era masón y había sido iniciado en Francia su país de nacimiento.  Según una cierta tradición familiar,  apoyada por pruebas caligráficas, antropométricas, pictóricas, testimoniales, etc.… ese hombre llamado Pierre Benoit, la mayor parte de cuya vida transcurrió en Buenos Aires, sería nada menos que Luis XVII, el Delfín de Francia, secuestrado en la prisión del Temple y llevado a Calais donde paso su infancia al cuidado de una familia de revolucionarios.  Cabe recordar que Pierre Benoit llego a la Argentina bajo la presidencia de Bernardino Rivadavia, también iniciado masón.

Colaborando estrechamente con Pedro Benoit en el trazado de los planos de la futura ciudad estaba el ingeniero Carlos Guillermo Glade, de origen alemán, iniciado el 27 de setiembre de 1864 en logia Germania n° 19. Posteriormente, Glade fue profesor de la Universidad de La Plata, y Venerable Maestro Honorario de la logia La Plata n° 80.

En otro orden de cosas, se debe mencionar que el nombre “La Plata” fue propuesto por el poeta José Hernández, autos del célebre poema gauchesco Martin fierro, obra cumbre de la literatura Argentina. Hernández fue iniciado el 28 de agosto de 1861 en la logia Asilo del litoral n ° 18 y era Miembro Libre de la Orden por haber cumplido 25 años de trabajos masónicos ininterrumpidos, En el Escocismo poseía el grado 32.

El 19 de noviembre de 1882 se colocaba solemnemente la Piedra fundamental de la ciudad, Entre las personalidades oficialmente presentes se constaban los siguientes masones.

    -Victorino de la Plaza, futuro presidente de la Republica, iniciado en 1867 en logia Regeneración n° 5.

    -Eduardo Wilde, ministro nacional, iniciado el 19 de setiembre de 1971 en la logia Constancia n°7.

    -Domingo F. Sarmiento, presidente de la Republica y Gran maestre de la masonería Argentina, iniciado el 31 de julio de 1854 en la logia Unión Fraternal de Valparaíso (Chile).

    -Benjamín Victorica, general, Presidente de la suprema corte, ministro, iniciado en la logia Jorge Washington de concepción del Uruguay.

    -Carlos D´Amico, ministro de gobierno de la provincia y futuro Gobernador, iniciado muy joven fue Gran Maestre del Gran Oriente del Rito Argentino.

    -Manuel R. Trelles, científico e historiador, Académico de historia en Madrid, fue iniciado en 1867 en la logia confraternidad Argentina.

    -Carlos Casares (h), Gobernador de la provincia, estanciero, fundador de la logia Unión del Plata n°1, en 1885.

    -José Hernández, Poeta autor de Martin Fierro, le dio el nombre a la nueva ciudad, iniciado el 28 de agosto de 1861 en la logia Asilo del Litoral n°18.

    -Mauricio Mayer, militar Húngaro incorporado al Ejército Argentino, iniciado el 10 de julio de 1870 en la logia Caridad n° 22.

La presencia de estos distinguidos masones en el acto de fundación de La Plata esta testimoniada en una famosa estampa oleo gráfica de la época impresa en Milán. En la cripta donde se coloco la piedra Fundamental de la ciudad se depositaron una redoma de cristal conteniendo el Acta de Fundación, los planos originales, las Constituciones nacional y provincial, un mensaje del Dr. Dardo rocha para las generaciones futuras y un cofre de madera conteniendo medallas y monedas de la época.

Al conmemorarse el Centenario de la fundación, el 19 de noviembre de 1982, fueron extraídos esos tesoros y entre las medallas encontradas aparecen a las de las logias que participaron “operativamente” en la construcción de la ciudad. Algunas de ellas son las siguientes: Unione Italiana, Confraternidad Argentina, Regeneración, Tolerancia, Luz y verdad (Valle de Mercedes), caridad (Valle de Victoria), Abraham Lincoln, Liberi Pensatori, Unión (Valle de Lobos), Carita, Protectora de los Pobres y Progreso. Todas esas medallas masónicas, junto con dos más de la actual logia La Plata n° 80, fueron enterradas nuevamente hasta el año 2082.

Una prueba concluyente y a la vez originalísima de que la fundación y construcción de la ciudad fue una obra masónica la tenemos en el propio trazado del plano de la Plata, en cuya planta, orientada correctamente se aprecian nítidamente los dibujos de la Escuadra y el Compras entrelazados, así como también, el antiguo Nivel usado por los constructores de la Edad media.  Dichos símbolos tradicionales se encuentran trazados por medio de las calles diagonales.  No en vano a La Plata se la llama “La ciudad de las diagonales”.

Numerosos son los masones que construyeron la ciudad y que colaboraron en su posterior desarrollo, en el primer Consejo Municipal, por ejemplo, figuraban los siguientes masones:

    -Benjamín del Castillo, legislador, iniciado el 23 de agosto de 1863 en la logia Asilo de la Litoral n° 18.

    -Adolfo Miranda Naon, Senador, uno de los fundadores del diario platense “El día” y luego director del mismo, iniciado el 3 de noviembre de 1885 en la logia La Plata n ° 80.

    -Luis C. Pintos, diputado y senador nacional, hijo de masón, fue iniciado en la logia Obediencia a la ley n° 13 el 27 de junio de 1866.

    -Ricardo Marco de Pont, catedrático, iniciado en la logia Luz del Oeste n° 55.

Además, entre los primeros Intendentes Municipales de destacad actuación figuran los masones Miguel Goyena, doctor en jurisprudencia, coronel, diputado, ministro nacional, hijo de masón, iniciado el 30 de junio de 1869 en la logia Obediencia a la Ley n° 13 y Adolfo F. Lazcano, político y catedrático, iniciado en 1888 en la logia La Plata n° 80.En los años posteriores a la fundación de la ciudad de La Plata son innumerables los testimonios de la actividad masónica desarrollada, tanto en el campo oficial como en el privado, así, don Ernesto A. Valsecchi afirma textualmente “Una ojeada a los archivos de esta Logia (La Plata n°80) y a las nominas que en ella y en otras logias platenses militaron, permite observar que se registran apellidos tradicionales de la ciudad , de ilustres personalidades que han quedado inscritos en ellos como pruebas concluyentes de su destacada participación.

Finalmente, es necesario señalas que otras corrientes esotéricas y no solamente masónicas, acompañaron el surgimiento de la ciudad de La Plata: en efecto, en el año 1891, a solo 9 años de colocada la Piedra fundamente de la ciudad, ya se registraba activad del Martinismo a través de 5 cartas Patentes regulares del Groupement Idependant d´Etudes Esoteriques (G.I.D.E.E.) fundado por Gerard Encausse en Francia que fueran extendidas a logia Martinistas que ya funcionaban en el nueva capital.

El día 19 de noviembre de 1882 don Pedro Benoit, secundado por los Maestros mayores de obra de la Provincia de Buenos Aires don Miguel Cabrera, don José María Baca, don Juan Rodríguez, don Agustín Rodríguez, don Gregorio Almaestre, don Federico Cabrera y don José Porret, construyo un arco de bóveda subterráneo y cubrió la piedra Fundamental con ladrillos y mezcla utilizando una cuchara (trulla) de oro macizo con ocho brillantes en la empuñadura de ébano y una batea para la mezcla de caoba con agarraderas de ébano e incrustaciones doradas. 

SIMBOLISMO MASONICO 

Se ha dicho hasta el hartazgo que el trazado de nuestra ciudad contiene abundante simbología masónica. La distribución de las plazas indica claramente la disposición que ocupan los oficiales dentro de un Templo Masón. También es evidente la presencia de símbolos que toman forma a simple vista uniendo algunas diagonales; por ejemplo las diagonales 73, 74, 79 y 80 forman una perfecta escuadra (símbolo de rectitud y moralidad). Y las diagonales 77 y 78 conforman los brazos de un compás abierto a 85° (símbolo de justicia y virtud). También se detecta en el plano, el nivel y la plomada, herramientas muy representativas de la Francmasonería.

Reproducir la lista de Masones notables que de un modo u otro estuvieron vinculados a la vida platense, importaría un trabajo aparte. Sólo por mencionar algunos citaremos a los hermanos Rafael y José Hernández (creador de la Universidad Provincial el primero, ideólogo del nombre de la Ciudad el segundo), Joaquín V. González (fundador de la UNLP), el pensador Alejandro Korn, el naturalista Florentino Ameghino y el escritor Fray Mocho, son sólo algunos ejemplos de la extensa lista de celebridades que sirvieron a la ciudad y a la Orden Masónica.

EXCOMULGADOS

La lucha por la independencia de los pueblos americanos enfrentó a la Francmasonería con la corona y con las autoridades eclesiásticas, al punto que desde el Siglo XIX sus miembros se encuentran excomulgados. A ellos se les adjudica la promoción de la educación laica, creación de cementerios, Registro Civil y Matrimonio Civil que claramente acotaron la influencia de la iglesia sobre estos temas. En la actualidad, el sitio web del Vaticano posee un ítem para denunciar actividades masónicas en cualquier lugar del mundo. Por situaciones como ésta, los masones prefieren mantener sus actividades en la mayor discreción posible sin que esta metodología la convierta en una sociedad secreta, aunque sí discreta.


La masonería abraza los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad; promueve llegar a la "verdad" a través de la razón y rechaza de plano el fanatismo. Esto no impide la admisión de hombres que abracen cualquier credo, ya que la tolerancia constituye uno de sus bastiones.

LA FRANCMASONERIA PLATENSE EN LA ACTUALIDAD

 De las tantas logias masónicas que poblaron la Ciudad de La Plata, es sólo la Respetable Logia Luz y Verdad Nro.79 la que aún hoy mantiene sus columnas en alto. Tan antigua como la ciudad misma, expone sus puntos de vista a través de la Cátedra de Pensamiento Libre que funciona en aulas de la UNLP. Como un ejemplo de esas actividades, puede citarse la convocatoria realizada para el próximo 27 de noviembre, cuando el Dr. Agustín Villasol dictará una conferencia sobre "Martín Fierro y Melitón Fierro" en el rectorado de la Universidad de La Plata.

(**) La Universidad masón: 

Por iniciativa de Rafael Hernández, nacido en 1840 hermano del poeta y masón como él, iniciado en la masonería de muy joven, actuó en la Logia Caridad N° 22, a partir del 4/8/1879 y posteriormente en la Logia La Plata N° 80. En el año 1889, se disponía la erección de una universidad de estudios superiores en la capital de la Provincia. El 14 de junio de 1889, una manifestación de aproximadamente 150 jóvenes, con banda de música al frente, se dirigió a la casa del autor para manifestarle su adhesión. El proyecto fue acompañado por las firmas de los masones Carranza; Aravena; Bonorino Eduardo (iniciado 11/ 9/1870 en la Logia Caridad N° 22) y Fernández Blanco, doctorado en jurisprudencia, quien fuera durante lustros Juez de Primera Instancia en lo Civil y Comercial en la ciudad de La Plata, iniciado en la Logia Salomón, el día 20 de abril de 1875.

Rafael HernándezEl 6 de agosto se aprobó por unanimidad en el Senado. Allí dijo Rafael Hernández: “Ésta no es una de esas leyes ordinarias, que diariamente sancionamos, para que más tarde se modifiquen o se deroguen (...). Es por el contrario una ley que perpetúa el nombre de cada uno de los senadores que la han votado”. La ley fue promulgada por Máximo Paz (iniciado en la masonería el 21 de febrero de 1978 en la Logia Tolerancia N° 4), el 2 de enero de 1890. Sin embargo, la puesta en marcha quedó demorada por la realidad socioeconómica de los duros tiempos que pasó la Provincia, después de la crisis de 1890. Siete años después comenzaron a dictarse las clases.


Fue el Gobernador Udaondo quien designa a la primer Asamblea Universitaria, compuesta por los institutos integrantes: Derecho estaba representado por Dardo Rocha (masón iniciado en la Logia Constancia N° 7); Dalmiro Alsina (iniciado en la Logia Constante Unión N° 23 el 14 de noviembre de 1883); José M. Calderón (iniciado el 5 de Diciembre de 1886 en la Logia Regeneración N° 5); Jacobo Larrain (quien fuera Director del Colegio Nacional de Buenos Aires y primer Rector del Colegio Nacional de La Plata, fue iniciado en la Logia Docente en el año 1881); Ricardo Marcó del Pont (fue iniciado masón en el año 1877 en la Logia Luz del Oeste N° 55) y Adolfo Lascano (nacido en Córdoba, fue intendente de la ciudad de La Plata, iniciado en el año 1888 en la Logia La Plata N° 80).

Por Ciencias Médicas: Silvestre Oliva (iniciado en la logia Belgrano N° 250 el 13 de febrero de 1878); Celestino Arce; Angel Arce Peñalba; José Gorostiaga (fue médico de policía y miembro de la Municipalidad, iniciado masón en la Logia La Plata N° 80 en el año 1886); Ramón S. Díaz (iniciado en la Logia Unión N° 17 el 29 de Octubre de 1888) y Gervasio Bas.

Por Ciencias Fisicomatemáticas : José Coquet (iniciado el 10/10/1864 en la Logia Unión del Plata N° 1); Pedro Benoit (Arquitecto, iniciado en la Logia Consuelo del Infortunio N° 3, el día 26 de octubre de 1858, fue uno de los fundadores de la Logia La Plata N° 80 y el responsable de la diagramación de los planos de la ciudad de La Plata); Julián Romero y Luis Monteverde (masón, de quien desconozco la fecha de su iniciación como masón, pero que lo podemos encontrar figurando en las fiestas masónicas realizadas en la ciudad de La Plata desde los años 1885).

“Por la Ciencia y por la Patria”

La Asamblea reunida eligió por unanimidad a Dardo Rocha presidente de la primera Universidad que adoptó como lema “Por la Ciencia y por la Patria” , uno de los lemas masónicos utilizados mayormente en aquella época por casi todas las logias masónicas; expresión que la Universidad Nacional posteriormente tradujo al latín e inscribió en su escudo “Pro scientia et patria”.

El 14 de abril de 1897, en la planta alta del edificio del Banco Hipotecario, calle 7 entre 47 y 48 se realizó el acto inaugural de los cursos, en el que hablaron entre otros el reconocido naturalista Florentino Ameghino (una de las más grandes glorias científicas argentinas, quien fuera además director del Museo Nacional de Ciencias Naturales, iniciado masón en la Logia Luján).

Muy poca gente estudiaba en aquella época, en 1897 lo hicieron 47 alumnos; al año siguiente 52. muchas dificultades enfrentó la institución durante este período, pero al ser nacionalizada se revitalizó y tomó el espíritu universitario de Joaquín V. González, una de las figuras más brillantes de la intelectualidad y política argentina, por ser hijo de masón fue iniciado siendo aún menor de edad en la Logia Piedad y Unión N° 34 de la ciudad de Córdoba el 17 de agosto de 1881, su diploma de masón lleva estampada la firma de Sarmiento como Gran Maestre de la Orden. Hoy día varias Logias llevan su nombre como denominación.

Como hemos podido apreciar, la masonería a través de sus hombres, ha tenido una gran influencia en la fundación y posterior progreso de una de las Universidades más importantes del cono sur, es por lo mismo, que al cumplirse su centenario, la Gran Logia ha colocado en el hall una placa conmemorativa. La influencia de la masonería en la Universidad de La Plata sigue siendo tan importante como en aquella época y muchos masones han ocupado cargos de relevante importancia en ella hasta nuestros días.


Fuente:

http://www.logia-luzyverdad.com.ar/

http://www.laplatamasoneria.com.ar/

http://misteriosdelaplata.blogspot.com.ar/2011/09/la-masoneria-en-la-ciudad-de-la-plata.html

http://masoneslp.blogspot.com.ar/

(*) Artículo escrito por Eduardo Sebastianelli, extraído de: "La influencia de la masonería en la fundación de la Universidad de La Plata"

(**) POR SERGIO HECTOR NUNES - Ocupa el cargo de "Muy Respetable Gran Maestre de la Gran Logia Argentina de Libres y Aceptados Masones".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada